Se organizan artesanos para vender sus productos sin intermediarios

Artesanías

Con la finalidad de eliminar la cadena de intermediarios para ofrecer productos directamente al comprador, la Unión Nacional de Productores Artesanales Coyolxauhqui está convocando a artesanos de toda la República Mexicana y del extranjero a participar en la XI edición de la feria internacional Las Manos del Mundo, que se llevará a cabo los días 3, 4, 5 y 6 de agosto en el World Trade Center de la Ciudad de México.

Socorro Oropeza, presidenta de la Unión de Productores Artesanales Coyolxauhqui —que representa a 15 mil artesanos de 23 entidades—, comentó que una de las principales demandas de quienes producen artesanías es contar con espacios de venta, así como asesoría para la comercialización de sus productos de manera directa, pues la mayoría de ellos no cuentan con los conocimientos para ofrecer a precios adecuados su mercancía o para cerrar tratos comerciales que aporten positivamente al desarrollo de su actividad.

La líder de los artesanos afirmó que una pieza artesanal vendida por un intermediario se vende hasta un dos mil por ciento arriba de su precio de producción

Por lo anterior, Oropeza indicó que Las Manos del Mundo se crea con el objetivo de que el productor pueda ofrecer directamente al público final sus creaciones, pero además pueda establecer contacto con mayoristas y empresarios nacionales y extranjeros, que buscan invertir y exportar las diferentes artesanías que así se exhiben.

Comentó que, durante los cuatro días de duración, la feria recibe la visita de 10 mil compradores, quienes generan ingresos de hasta 70 mil pesos por expositor, tan sólo en pagos con tarjeta de crédito y débito.

Asimismo, recalcó que “todas las artesanías presentadas en Las Manos del Mundo son hechas por artesanos genuinos, de alta calidad y belleza insuperable, por lo que hemos logrado conjugar las tradiciones milenarias con la renovación actualización de procesos y materiales”.

(Redacción)

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer